Las rebeldías lógicas

Sami Nair

 

Por Sami Nair

Argelia, Egipto, Líbano, Irak: pese a la cadena de represiones (con personas muertas como eslabones), el viento de la contestación social se está levantando de nuevo en el mundo árabe. Los ecos de la reacción ciudadana suenan también con fuerza en América Latina: los manifestantes llenan las calles de Ecuador y Chile, sin que los partidos de la oposición o los sindicatos pudieran prever ni evitar estas sublevaciones espontáneas. ¿Habrá un punto común a estos movimientos?

Leer más...

SIETE IDEAS CLAVES QUE NOS DEJÓ SALVADOR GINER

Salvador Giner, catedrático de Sociología y fundador de la Federación Española de Sociología, murió el pasado 19 de octubre en Barcelona, la ciudad en la que había nacido 85 años antes. Sus ideas impulsaron la sociología moderna.


Salvador Giner dijo que «la sociología es la moral de nuestro tiempo». Fue catedrático de Sociología de la Universidad de Barcelona primero y catedrático emérito después, fundador y presidente de la Federación Española de Sociología y cofundador de la europea, y director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, entre otras muchas cosas. En 2006 recibió el Premio Nacional de Sociología y Ciencia Política. Fue, es, uno de los sociólogos españoles más importantes.

Leer más...

Los seis sentidos: la compasión

Por Amelia Varcárcel

Cuando la Modernidad alboreó, allá por los finales del siglo barroco, hubo que volver a hacerse las viejas preguntas y las respuestas cambiaron. Por ejemplo, esta: “¿Por qué debemos ser morales?”. La respuesta admitida había estado clara más de un milenio: porque así lo quiere Dios Nuestro Señor y serlo evita las penas del infierno. Dios ha dado su ley, de una vez para siempre. Se debe cumplir y no hay más que contar. Si alguien duda de las llamas infernales, tenemos previstas llamas terrenales para que pierda cuidado.

Leer más...

Los dilemas de la seducción

Por Olivia Muñoz-Rojas

OliviaMuñozRojas

Es pronto aún para vaticinar las consecuencias estructurales del movimiento MeToo, pero una de las cuestiones que parece preocupar a algunos es el futuro de la seducción entre los sexos. ¿Cómo seducir en un mundo donde hay que ir haciendo explícito lo que uno desea y no en cada momento de un encuentro íntimo? ¿Cómo seducir en la transparencia cuando la seducción, tal y como la conocemos hasta ahora, se basa en la ambigüedad? Del latín seducere, conducir a otra parte, las tres acepciones de seducir que presenta el Diccionario de la RAE ayudan a entender el singular cóctel semántico y cultural que esconde la palabra y, con ella, el acto de seducir: “1. tr. Persuadir a alguien con argucias o halagos para algo, frecuentemente malo. 2. tr. Atraer físicamente a alguien con el propósito de obtener de él una relación sexual. 3. tr. Embargar o cautivar el ánimo a alguien”.

Leer más...

Mujeres y Satán

fotopor Juan José Tamayo

La Delegación de Igualdad de la Diputación Provincial de Córdoba y la Fundación Botí organizaron el pasado mayo la exposición feminista Maculadas sin remedio. En ella se exhibía el cuadro Con flores a María, de la artista Charo Corrales, que representa a una mujer vestida como una virgen con ángeles alrededor, una corona de flores y tocándose los genitales bajo el manto azul. Es el autorretrato de la autora, de una fina y evocadora estética. El cuadro fue rajado de arriba abajo por una persona fanática y retirado de la exposición.

Leer más...

Iniciativa Laicista

noviembre 2019

columna de opinion

¿Está la libertad sobrevalorada?


Por José Antonio Marina

B.F. Skinner, máximo representante del conductismo, suele encabezar las listas de los psicólogos más influyentes del siglo XX. Su tesis principal es que el comportamiento humano está determinado por el sistema de refuerzos positivos o negativos que proporciona el entorno, por los premios y castigos. Pensaba que la aplicación masiva de las técnicas de modificación de conducta podría dar lugar a un mundo ideal, que describió en su novela Walden 2. En Más allá de la libertad y de la dignidad mantuvo que la idea de un sujeto autónomo y libre era precientífica, y que venerarla había impedido resolver los problemas sociales por medio de técnicas de ingeniería social. Si lo que queremos es una sociedad justa y feliz, concluía, debemos prescindir de la idea de libertad. La gente puede comportarse bien sin necesidad de hacerlo libremente. Basta premiar la bondad y castigar la perversidad. La libertad queda entonces reducida a su propiedad menos respetable: la capacidad de equivocarse. Es decir, una imperfección.

Leer más
Shamar Stephen Womens Jersey