Arte y censura

pardoPor José Luis Pardo

Bajo uno de los retratos de Walter Scott en la Galería Nacional de Edimburgo cuelga desde hace poco un aviso: su visión de Escocia estaba nublada por tintes románticos y muy alejada de la realidad. Como si bajo el (supuesto) retrato de Cervantes pintado por Jáuregui se advirtiera que los gigantes que Don Quijote creyó ver en La Mancha eran simples molinos de viento. Julio Camba decía (en broma) que ciertos discos deberían llevar un cartel como el que aparece en las cajetillas de tabaco: “Peligro. Contiene música romántica”. Pero hoy (en serio), la HBO va a añadir una explicación a Lo que el viento se llevó, y Disney ya ha creado la etiqueta “este programa puede contener representaciones culturales obsoletas”: el tipo de mensaje que se inserta en las llamadas (reflexiónese un momento sobre la denominación) “películas para adultos”. ¿Qué les ha pasado a los espectadores contemporáneos para que se hayan vuelto repentinamente tan menores de edad que haya que tutelarles para evitar que se lastimen?

Leer más...

Sin la ciudadanía, Chile no saldrá de la crisis

fernandezPor Patricio Fernández

De los países del mundo con una población superior a cinco millones, Chile es hoy el que tiene más contagios diarios de coronavirus por millón de habitantes. Si hace dos meses el gobierno de Sebastián Piñera creía tener prácticamente controlada la pandemia al conquistar una meseta de 500 contagios por día, actualmente se contabilizan más de 4000 y nuestro sistema de salud se acerca al colapso. Sus ansias por lucir un éxito personal que le devolviera algo del prestigio perdido durante el estallido social, le jugó al país una mala pasada.

Leer más...

Cervantes, ¿bastardo?

Lucía MegiasPor José Manuel Lucía Megías

En 1956, un hombre arrojó una piedra contra el cuadro de la Mona Lisa de Leonardo en El Louvre. Años después, en 1974, cuando el cuadro viajó a Tokio, una mujer intentó rociarlo con tinta roja. El 22 de mayo de 1972, un hombre atacó con un martillo el conjunto escultórico de La pietà de Miguel Ángel en la Basílica de San Pedro en el Vaticano. «Si me matan, mejor, porque así iré directamente al paraíso», dijo el perturbado cuando fue arrestado, después de infligir varios destrozos en la cara de la Virgen. Y así podríamos seguir haciendo un recorrido por el vandalismo de obras de arte a lo largo y ancho del mundo. El pasado 20 de junio, nos levantamos con la noticia de dos nuevos ataques al patrimonio artístico mundial en Estados Unidos: el derribo de la estatua del misionero español el franciscano Fray Junípero Serra, en Ventura; y la pintada «bastardo» sobre la estatua de Cervantes en el Golden Gate Park de la ciudad de San Francisco. Frente a los ejemplos de los años setenta, fruto de perturbados, las acciones del ataque a las estatuas de Fray Junípero o de Cervantes se engloban dentro de las protestas por los casos de asesinatos de George Floyd en Mineápolis y de Rayshard Brooks en Atlanta unos días después, que se están extendiendo por Estados Unidos. El ataque a estatuas se ha convertido en una de sus señas de identidad, multiplicadas por las redes sociales y los decretos en caliente de algunos gobiernos municipales o estatales, como la retirada de las estatuas de Cristóbal Colón y de Isabel la Católica de Sacramento.

Leer más...

Las costuras de amistad

ordine nuccioPor Nuccio Ordine

¿Estamos realmente seguros de que los lazos de parentesco son más importantes que los lazos de amistad? ¿Tenemos la certeza de que, en tiempos de pandemia, es legítimo establecer por decreto que solo los vínculos de sangre pueden justificar los encuentros y la frecuentación de otras personas? Una vez más, la literatura sale al rescate de aquellos que, con toda razón, reivindican la libertad de decidir las prioridades de su mundo afectivo. Los clásicos están repletos de ejemplos en los cuales la amistad, la verdadera, constituye una forma de solidaridad absoluta y esencial, hasta poner incluso la propia vida al servicio del otro. En la épica, solo para recordar algunos casos célebres, las parejas representadas por Aquiles y Patroclo (Ilíada), Euríalo y Niso (Eneida), Cloridano y Medoro (Orlando furioso), además de expresar el coraje del guerrero, exaltan la generosidad de quien no teme desafiar a la muerte para defender al amigo o vengar su muerte.

Leer más...

Shamar Stephen Womens Jersey