Homeopatía, cuestión de creencias

La Comisión Federal de Comercio norteamericana, ha puesto altas exigencias a la comercialización de los productos homeopáticos, y denunció que "la inmensa mayoría de las indicaciones con que se venden los productos homeopáticos no están basadas en métodos científicos modernos y no son aceptadas por expertos médicos actuales".

La homeopatía, inventada por el médico alemán Samuel Hahnemann en 1796, siempre ha estado en tela de juicio por parte de la medicina y la ciencia, a pesar de ser una jugosa industria que entrega grandes utilidades, debido a un público consumidor que cree que es una opción real para el tratamiento de sus enfermedades.

Los periódicos “El País” de España y “El Mostrador” de Chile informaron ayer de las conclusiones del organismo regulador norteamericano, que ha determinado que los preparados homeopáticos tendrán que informar a los consumidores de que "no hay evidencias científicas de que el producto funcione y que las indicaciones alegadas se basan únicamente en teorías de la homeopatía del siglo XVIII que no son aceptadas por la mayoría de los expertos médicos actuales".

Las informaciones de estos periódicos indican que, según la revista especializada Nutrition Business Journal, la homeopatía ha generado una industria que en EE.UU. alcanza unas ventas de 1.200 millones de dólares, El diario españolEl Paísinforma que en España la multinacional homeopática francesa Boiron facturó 60 millones de euros en 2011, y que la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), declaró que "a día de hoy no existen evidencias científicas suficientes para demostrar la supuesta eficacia de la medicina homeopática"