En Argentina la educación de gestión estatal es laica

Luego de que Esteban Bullrich dejara el Ministerio de Educación, en Argentina, pareciera que, al menos desde el gobierno federal de ese país, la educación pública vuelve a su tradición laica, de la mano de su reemplazante Alejandro Finocchiaro (en la foto). Su antecesor destacó por pretender introducir la influencia religiosa en los currículos escolares, desde una pretendida amplitud en el tratamiento de los distintos credos, pero donde se terminaba por favorecer a la religión de presencia mayoritaria en el país, lo que fue denunciado y resistido por los más prestigiados educadores, académicos y hombres vinculados a la ciencia y a la investigación  argentinos.

 A ellos se sumaron los estudiantes, donde la influencia religiosa decae porcentualmente año a año. De hecho, una encuesta de la Fundación Varkey señaló en enero pasado, que el 70 % de los argentinos, entre los 15 y los 21 años apoya la libertad de opinión aún cuando resulte ofensiva para una religión, el segundo puesto en el ranking mundial de apoyo a la libertad de expresión por parte de jóvenes y adolescentes. 

Bullrich, quien habría perdido su postulación senatorial provincial en la elecciones primarias recientes, cuando aún era ministro de Educación, se había declarado “convencido de que las enseñanzas del Evangelio deben ser aprendidas, de que el ejemplo de Jesús debe ser aprendido, pero también el ejemplo de Mahoma, las enseñanzas del budismo y el hinduismo, otras religiones también para crecer juntos reconociendo al otro”. Tales afirmaciones del exministro le valieron duras críticas de la oposición y de referentes de la Educación, quienes remarcaron que la Constitución prohíbe la inclusión de contenidos religiosos en los programas de las escuelas públicas, recuerda LosAndes.com.ar.

Finocchiaro, su reemplazante en el gobierno de Macri, ha señalado; “A partir de la ley 1420, de Educación Común, en la República Argentina la educación de gestión estatal es laica, gratuita y obligatoria. Con esa ley, de 1884, sancionada durante el mandato del general Julio Argentino Roca, inspirada por Domingo Faustino Sarmiento, esa escuela de guardapolvo blanco integró a todos los hijos de todos los inmigrantes, creó la argentinidad y los hizo a todos argentinos”.

Ante consultas sobre la judicialización del obrar de la gestión educacional estatal en Salta, en cuyas escuelas se enseña religión católica en el horario de clases, subrayó: “La educación en la República Argentina es laica, esto no quiere decir que las escuelas en determinadas provincias no puedan tener una materia denominada Historia de las Religiones o Religiones Comparadas. De hecho yo doy en la Universidad de Buenos Aires (UBA) una materia que se llama Historia de las Ideas Políticas, que incluye religiones comparadas”, admitió Finocchiaro, que al ser consultado sobre la derogación de la ley 1420 (educación pública laica, gratuita y obligatoria) dispuesta en 2014 por la Comisión Bicameral del Digesto Jurídico Argentino, señaló que esta norma “nunca va a ser derogada”, sin perjuicio de lo que dispuso esta comisión parlamentaria, porque es una de las “tres leyes más importantes” dictadas en el país.

Por otro lado, LosAndes.com.ar informa que Finocchiaro destacó que la situación de Salta “es un asunto jurisdiccional que llegó a la Corte Suprema de Justicia”. “Somos muy respetuosos de cómo la provincia vaya a resolver esa cuestión”, aseveró el funcionario e insistió en que esta provincia “tendrá que buscar la forma de adecuarse para que impere el respeto a la pluralidad que siempre ha existido en la escuela pública”.