Humanistas ingleses denuncian política educacional

En respuesta a una llamada a presentar pruebas por parte de la Alianza de los Derechos del Niño de Inglaterra (Children's Rights Alliance of England), la ONG Humanists UK ha expresado su preocupación de que el Gobierno del Reino Unido no está protegiendo suficientemente los derechos de los niños en Inglaterra. Centrándose en el último año, la petición llama la atención sobre el lugar de la discriminación religiosa en el sistema de admisión escolar, el derecho de los niños dentro de las escuelas religiosas a recibir Educación Sexual, y la presencia de niños en escuelas religiosas ilegales y no registradas.

 Trabajando con ex alumnos de escuelas religiosas no registradas, Humanists UK ha liderado la campaña en los últimos años para resaltar y resolver la existencia de estos entornos ilegales. Tomando nota de la falta de una acción significativa por parte del gobierno central para abordar el problema, la respuesta resume la experiencia de los alumnos en tales escuelas y estados: 

"Es fácil identificar una amplia gama de derechos que son violados por la situación actual. Estos incluyen, aunque no se limitan a estos aspectos: el derecho de las instituciones y las instalaciones responsables de la atención de los niños a cumplir con las normas establecidas por las autoridades competentes; los derechos que corresponden al deber del Estado de asegurar el desarrollo de los niños; el derecho del niño a formarse y expresar libremente sus propios puntos de vista en asuntos relativos a su niñez; el derecho a la libertad de expresión, incluida la libertad de buscar, recibir y difundir información e ideas de todo tipo; el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, que incluye el derecho a manifestar sus creencias; el derecho a la protección contra la violencia física o mental, las lesiones o los abusos, la negligencia o el trato negligente, el maltrato o la explotación; el derecho a la educación, y que esa educación se dirija a "la preparación del niño para una vida responsable en una sociedad libre"; y el derecho al ocio, y participar en actividades lúdicas y recreativas y participar libremente en la vida cultural.

En lo que respecta a las escuelas registradas, la respuesta expresa su preocupación por una posible exclusión de las escuelas religiosas contenidas en las nuevas disposiciones para todas las escuelas inglesas. Las disposiciones establecen que la idoneidad del RSE (Relationships and Sex Education) debe tener en cuenta la edad y el origen religioso de los alumnos y el Gobierno ha confirmado que las escuelas de fe seguirán siendo capaces de enseñar de acuerdo con los principios de su fe.

Humanists UK ha insistido en que: "El Gobierno debe dejar claro que independientemente del carácter religioso de la escuela, el RSE debe ser enseñado en línea con la Ley de Igualdad 2010 y proporcionar a los estudiantes información completa, precisa e imparcial sobre anticonceptivos, ITS, aborto, identidad de género y orientación sexual, entre otros temas.

Por último, la respuesta a la convocatoria de pruebas formulada por la Alianza de los Derechos del Niño de Inglaterra, Humanists UK señala que las propuestas del Gobierno de eliminar los límites existentes para la selección religiosa por parte de las escuelas gratuitas, sólo tendrán como efecto el aumento de la discriminación y la segregación dentro del sistema educativo.

El directivo de Campañas de Educación de Humanists UK, Jay Harman, comentó: "La consideración por los derechos de los niños debe estar en la vanguardia de todas y cada una de las decisiones tomadas por el Departamento de Educación. Desafortunadamente, con demasiada frecuencia vemos que los derechos de los niños son subyugados por el Gobierno por deferencia a los intereses creados de las organizaciones religiosas. Este es un enfoque completamente equivocado y el Gobierno debe corregirlo lo antes posible, para que los derechos de los niños en toda Inglaterra no sean violados con una regularidad tan alarmante".