Cuestionamiento a escuela inglesa

La National Secular Society del Reino Unido instó al gobierno a investigar una escuela que insiste en que el universo tiene 5778 años de antigüedad y prohíbe toda discusión sobre "relaciones personales". El NSS expresó su preocupación después de que su investigación revelara las políticas educativas y los códigos de conducta en la Beis Yaakov Primary School de Barnet, una escuela para niñas de familias judías estrictamente ortodoxas financiada por el Estado. El creacionismo se enseña como un hecho, la evolución no se discute y se enseña a los alumnos que "la edad del universo se acepta como 5778 años".

 En una carta al ministro de educación del Reino Unido, Sir Theodore Agnew, el NSS dice que "la evolución es ahora una parte del plan de estudios de la ciencia primaria, la negativa de la escuela para enseñar o hablar de la evolución indica claramente que la escuela está en violación de sus obligaciones legales y debe enfrentar una sanción".

El programa de estudio para el nuevo National Curriculum in Science incluye la enseñanza obligatoria de la teoría de la evolución a los alumnos de primaria tanto en el año 4 (de 8 a 9 años) como en el 6 (de 10 a 11 años).

En 2014 Edward Timpson, entonces subsecretario de educación, le dijo al parlamento que las escuelas financiadas por el estado deberían evitar enseñar el creacionismo como una teoría científica. "Fuera de las lecciones de ciencias, es permisible que las escuelas cubran el creacionismo como parte de las lecciones de educación religiosa, siempre que esto no socave la enseñanza de la teoría científica establecida", dijo.

Un prospecto de la escuela da una idea de la formación que imparte: "Los padres eligen esta escuela porque nuestro espíritu refleja de cerca los valores y estilos de vida de sus hogares". "La sociedad en la que viven nuestras chicas es muy protegida. No miran televisión y muchas no tienen acceso a periódicos o bibliotecas nacionales. La cultura pop es desconocida y la exposición a otras experiencias religiosas es muy limitada". Por esta razón, "todas las referencias a los programas de televisión e Internet deben evitarse".

La escuela también tiene un código altamente restrictivo de conducta personal y código de vestimenta, tal como lo evidencia una imagen oficial que ilustra esta nota. El prospecto dice "los hombres y las mujeres no pueden darse la mano ni tocar de ninguna otra manera". Los hombres también deben evitar caminar entre dos mujeres y viceversa. El kipá es obligatorio para los hombres, y las mujeres tienen prohibido usar pantalones. Las mujeres deben usar blusas que cubran la clavícula y los codos y las medias o mallas.  La escuela también insiste en que "las relaciones personales no deben discutirse en absoluto".

El NSS dice que tal prohibición podría poner a los niños en riesgo al negarles el conocimiento y las habilidades necesarias para mantenerse seguros y desarrollar relaciones saludables.

La Sociedad pidió al Departamento de Educación que ordene a los inspectores que investiguen si esta escuela "cumple con los requisitos para recibir fondos públicos". Stephen Evans, NSS director de campañas, dijo: "Las escuelas que pagamos todos deben educar y abrir las mentes jóvenes, no adoctrinarlos. Tener una política oficial que indica que la edad del universo es de 5778 años de edad claramente socava la enseñanza de la teoría científica establecida en los programas de educación”.

"Las demandas religiosas y las preferencias de los padres no deben proporcionar cobertura para que el Estado ignore los derechos de los niños. Todos los jóvenes deberían tener derecho a los más altos estándares de educación, independientemente de su origen”.