Reconstruyen rostro de víctima de la Inquisición

El programa de BBC Radio Escocia, Time Trivels, se unió con artistas forenses de la  Universidad de Dundee para poder recrear en 3D, utilizando imágenes de su cráneo, la cara de una mujer que lleva más de 300 años muerta, informó La Tercera.com (03/11/17).Esta mujer murió en 1704 en prisión, esperando la hoguera luego de haber sido acusada de bruja. Lilias Adie era una mujer que vivió en el s. XVIII en Fife, Escocia. Fue sentenciada por brujería y por tener sexo con el demonio, crímenes que confesó, en medio de atroces torturas, y por lo que fue encarcelada.

Es un ejemplo de la superchería utilizada por el poder religioso de la Inquisición.

De acuerdo al equipo, ésta podría ser la única representación existente de una “bruja” escocesa, ya que todas las acusadas de serlo fueron quemadas y no quedaron testimonios óseos.

Adie era una mujer frágil y anciana, con mala visión y que posiblemente rondaba los sesenta años. Según explicaron quienes hicieron la reconstrucción de su rostro, ella se rehusó a dar el nombre de sus “hermanas brujas”, indicándole a los inquisidores que habían usado máscaras en las reuniones para mantener sus identidades ocultas.

“Solo dio nombres que ya se conocían, y argumentaba buenas razones para no revelar los nombres de otras mujeres para que no fueran encarceladas por brujería”, indicó Louise Yeoman, historiadora del programa de radio Time Trivels. “Creo que fue una persona muy astuta e inventiva”.

“Es triste pensar que sus vecinos esperaban que fuera un monstruo terrorífico, cuando en realidad era una persona inocente que sufrió terriblemente. Lo único monstruoso acá es la falta de justicia”, indicó.