Crisis en la Iglesia católica chilena es seguida atentamente por el Vaticano

Redacción Iniciativa laicista

Varios diarios digitales del país dan cuenta hoy que la Curia romana viene siguiendo día a día la pérdida de credibilidad y valoración de la Iglesia Católica en Chile. Hoy se reveló que varios meses antes de que se anunciara la visita del Papa, este se reunió dos veces con los obispos chilenos en el marco de la tradicional visita ad limina, reunión que el pontífice realiza habitualmente con las autoridades de las iglesias de cada país. Lo inédito es que esta visita se haya extendido a un segundo día, circunstancia que los vaticanistas interpretan como señal de “situación delicada”.

Las alarmas provienen del bajo interés que existe en Chile por la carrera eclesiástica, por los efectos sociales que han provocado los escándalos de pedofilia, y por la condición selectiva y en determinados casos excluyente de las escuelas católicas, financiadas con recursos fiscales. Todo esto ha concluido en una fuerte pérdida de valoración de la institución en la percepción ciudadana. 

Las mediciones, como las de la consultora The Lab Y&R, demuestran que la valoración otorgada a la Iglesia católica se desplomó de un 91,8 en 2001 a un 48,6 en 2010. Por su parte, la encuesta nacional bicentenario de la PUC y Adimark 2017 arroja que un 59% de los chilenos se declaran católicos v/s el 67% que lo hacía en 2007. En este mismo lapso los evangélicos subieron del 16 al 17%, en tanto los que no profesan religión subieron de 13 a 19%.
Al respecto, el diario La Tercera informa que el sacerdote Fernando Montes, quien estuviera en Roma en noviembre pasado, invitado por la embajada de Chile ante la Santa Sede, comentó: “En el Vaticano llama la atención la pérdida de credibilidad y de impacto social de una Iglesia que era particularmente bien considerada en el continente”. Y agregó: “muchos consideran que en el país la Iglesia está más interesada por los problemas familiares y sexuales que por los temas propiamente de justicia social”.