Egipto busca prohibir el velo islámico

burka


Por José Miguel Corral


El gobierno de la República Árabe de Egipto está estudiando la posibilidad de prohibir el velo o burka (nikab) en los espacios públicos, como parte de su lucha contra el terrorismo. El burka es el velo que se usa en el Islam y que cubre toda la cara, dejando al descubierto sólo los ojos.

La semana pasada, parlamentarios egipcios presentaron el proyecto de ley que multaría con mil libras egipcias a aquellas mujeres que no cumplan con la ordenanza, al tiempo que el pago se elevaría al doble para quienes reincidan en dicha “falta”. La medida es algo que, como sabemos, ya se implementó en países europeos como Francia, Bélgica, Dinamarca, Austria, Países Bajos y Bulgaria. En Italia, Alemania, Estonia, Letonia, Lituania, Suiza, Noruega y España, se ha implementado de forma localizada o bien se sigue discutiendo.

La decisión de presentar este proyecto radica en que el uso del velo islámico se ha vuelto un problema de seguridad nacional, ya que muchos hombres y mujeres lo están utilizando con el fin de ingresar a lugares con alta afluencia de personas y ocultar su identidad. Ahmad Sharbini, un analista político egipcio, dijo que "Egipto está atravesando un período de inestabilidad debido a los grupos islámicos radicales que operan dentro del país".

A nosotros los occidentales nos cuesta entender cómo seres humanos de otras latitudes cumplen con este tipo de tradiciones (el uso del velo). Cualquiera sea la respuesta a la que lleguemos, tenemos que considerar que es parte de su cultura, están acostumbrados a ello y, en muchos casos, ni siquiera es un tema de preocupación para los musulmanes, sin embargo se debe considerar que aquí hay un problema que nos atañe a todos, tal como lo plantearon los parlamentarios egipcios. De ser aprobada, esta legislación no entraría en colisión con la libertad individual ni contra alguna religión en particular, ya que el interés de los países y de los ciudadanos está por sobre cualquier otra consideración. El burka es un elemento que se usa ampliamente en países de orientación musulmana, contrastando con lo que se vive en Egipto, nación donde predomina el Islam, aunque con características más “liberales”. Cuando se trata de la ley islámica, las mujeres no están obligadas a usar el velo de manera total en ese país.

De acuerdo a analistas y estudiosos del Islam, éstos concuerdan en que no hay claridad respecto a si es o no obligatorio su uso para cubrir el rostro.

Desde el año 2013 Egipto viene dando una dura batalla contra el extremismo islámico,  ya que la llamada Hermandad Musulmana ha perpetrado ataques a lugares públicos, causando caos y terror. Cabe destacar que el actual líder egipcio y ex general del ejército de ese país, Abdel al-Fattah al-Sisi, encabezó el derrocamiento contra  Mohamed Morsi, perteneciente a La Hermandad. Tras ello, y a modo de venganza por parte del grupo extremista, se han sucedido innumerables hechos atentatorios contra la libertad e integridad de las personas. Asimismo, en la península del Sinaí se libra otra batalla contra un grupo terrorista afiliado a Estado Islámico; ha recrudecido la violencia contra la comunidad cristiana copta, entre otros hechos.

Con todo, cuando vemos que la libertad e integridad de las personas está en peligro, es tremendamente comprensible que este tipo de iniciativas se lleven a cabo, ya que con ellas se está intentando proteger a las personas, sin caer con ello en algún tipo de restricción a la libertad e individualidad de otros. "Cualquier gobierno no permitiría que nada tocara la seguridad nacional y la seguridad de sus ciudadanos", sostuvo, antes de calificar que El Cairo debe ser claro sobre cómo define `combatir el terror` para que no se use como cobertura para reprimir la disidencia interna”, sostiene Ahmed al-Bouz, analista político marroquí.

El equilibrio a la hora de aplicar estas medidas es muy importante. Debemos procurar resguardar las libertades y los derechos de todos en todo momento, a menos que los individuos violen o transgredan las leyes.