Valencia establece multas para terapias que "corrigen" orientación sexual

MULTAS

Redacción Iniciativa Laicista

La medida es inédita en España.

Esta semana, los tribunales de justicia de Valencia aprobaron la llamada Ley de Igualdad de Personas LGTBI, orientada a prohibir las terapias que corrigen la orientación o identidad de género. Las multas van desde los 60 mil a 120 mil dólares, al tiempo que brindará orientación jurídica, sanitaria y social para aquellas víctimas de discriminación y odio. Asimismo, la comunidad valenciana establecerá un estatuto para las víctimas en el que se reconocerán los derechos de las personas LGTBI.

Del mismo modo, la ley adiciona una cláusula antidiscriminación en la que se prescribe que las administraciones podrán actuar de oficio contra estas terapias, sin la necesidad de mediar una denuncia.

Para el doctor Antonio Ortega Lopez, psicólogo especialista en temas LGTBI, la medida es altamente valorable, por cuanto ésta tiende a perseguir las actividades orientadas a atentar con la diversidad y la identidad de género. “A menudo, me llaman padres de chicos y chicas al enterarse de que sus hijos son gais o lesbianas, para ver si puedo cambiar su sexualidad. Hay mucho desconocimiento”, destacó el profesional. Se estima que en España existen centros que ofrecen tratamientos de reversión de la sexualidad que en promedio cobran unos 300 euros por este tipo de procedimientos, anunciándose como cursos de sexualidad o de información religiosa.

Del mismo modo, el nuevo cuerpo legal establece lo que se llamará Espacio de la Memoria LGTBI, en el cual se podrá acceder a documentos relativos a la historia de represión y acoso que ha sufrido el grupo, así como también recordará a las personas LGTBI que sufrieron torturas o fueron asesinadas; como también se creará el Consejo Valenciano LGTBI, órgano de carácter consultivo que velará por el cumplimiento de esta disposición en el territorio valenciano.

"Que nadie más tenga que vivir dentro del armario, que nadie por edad tenga que volver a entrar en él, por todas las personas que han vivido con miedo o no han podido soportar esa realidad tenemos la obligación de aprobar esta ley", comentó la diputada del PSOE Rosa Mustafá, tras aprobarse la normativa, añadiendo que  “aunque queda "mucho camino por recorrer", hoy es un "día grande" porque se aprueba una ley "ambiciosa" y que avanza en la igualdad "real y efectiva".  

De acuerdo a comentarios de políticos patrocinadores de la iniciativa, ésta constituye un paso inédito en la lucha por los derechos de las minorías sexuales dentro del territorio español, tan estigmatizados, no sólo en el país, sino que en todo el mundo.

Asimismo, desde la oposición política, se argumentó que, si bien apoyan una política que vaya en la línea de apoyar a las minorías, se abstuvieron de apoyar favorablemente por cuanto no existen los recursos para implementarla.

"Estas terapias pueden causar un daño psicológico y físico irreparable en los sometidos", comentó Iago Blando, coordinador del colectivo Arcópoli, quien, además, criticó la "medicalización" de la homosexualidad en todas sus formas.