ONU establece histórico acuerdo para tratar la crisis migratoria

MIGRACION

Redacción Iniciativa Laicista

No obstante las objeciones presentadas por Estados Unidos, el pacto internacional se consensuó entre 164 naciones con miras a resolver, al menos incipientemente, para resolver los masivos movimientos de personas migrantes.

Como “un día importante” en pos de tratar la crisis migratoria, la canciller alemana, Angela Merkel, se refirió al acuerdo histórico alcanzado por 164 países de la ONU, tras 18 meses de debates y negociaciones infructuosas. El acuerdo busca regular la migración para hacerla más ordenada y segura de manera coordinada entre los países que la suscribieron.

 

Alemania ha sido uno de los países de la comunidad europea más golpeados por la ola migratoria. Por lo mismo, el discurso de la canciller alemana ante el pleno de la ONU fue aplaudido de pie por los asistentes. En su alocución, Merkel hizo referencia al sufrimiento de la Humanidad tras los días del régimen Nazi, en parte, razón de ser de Naciones Unidas.

Asimismo, el primer ministro de Bélgica, Charles Michel, comentó que acuerdo colocaría a "mi país ... en el lado correcto de la historia", pese a las reticencias y negativas que el acuerdo supuso en la oposición interna de su país. El premier agregó que el texto había provocado un "debate animado" en Europa, pero que estaba siendo explotado por los partidos políticos "para difundir mentiras”.

No obstante lo anterior, quienes se oponen al concilio sostienen que éste atenta contra la soberanía de las naciones, añadiendo que temen una afluencia numerosa de migrantes. El secretario general de Naciones Unidas, Atonio Guterres, se apresuró negó que el acuerdo implique una transgresión a la soberanía de los países. Sobre esto mismo, varios países que preliminarmente aceptaron la idea, debaten si abandonan o no el acuerdo.

Laurence Chandy, de Unicef, dijo: “Hoy en día, más de 100 países todavía tienen políticas de detención migratoria para niños. Imagínese si las alternativas a la detención migratoria para niños fueran adoptadas globalmente, y el número de niños detenidos se redujera de un millón hoy a cero. Imagínese si pudiéramos cerrar la brecha en el acceso a la educación y la salud para los niños migrantes para que no existan tales inequidades ".

Para María Foresti, directora de Instituto de Desarrollo de Ultramar, el pacto es “muy significativo” y “notable”, si se atiende a las condiciones políticas actuales. “En los últimos años, hemos visto lo mal que los gobiernos de todo el mundo no han implementado políticas que protejan las vidas de los migrantes y disipen las preocupaciones del público sobre los enfoques confusos e incoherentes de la gestión de las fronteras”, sostuvo. Foresti argumentó que no obstante el acuerdo no es vinculante, ello no implica que el mismo no vaya a funcionar. “El acuerdo de París sobre el cambio climático era un híbrido de legal y no legalmente vinculante”.

El pacto ha sufrido resistencias desde todos los flancos, siendo orquestado, principalmente, por grupos políticos de extrema derecha, además del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. La casa Blanca calificó el acuerdo como "un esfuerzo de las Naciones Unidas para promover la gobernanza global a expensas del derecho soberano de los estados"

Este acuerdo histórico está conformado por 23 puntos u objetivos destinados a ordenar,  regular, abrir y desalentar el transito fronterizo migratorio. Se estima que el número de personas que no reside en su país de nacimiento se empina a los 250 millones.