Alemania rememora a las víctimas del nazismo

aniversario 74

Redacción Iniciativa Laicista

Con un discurso más actual de lo que podría pensarse, el jefe de la cámara baja del Parlamento alemán puso el énfasis en la dignidad del Ser Humano y el respeto irrestricto a la misma en el aniversario 74 de la liberación de los prisioneros de Auschwitz.

El presidente del Bundestag alemán, Wolfgang Schäuble, pronunció un discurso conmemorativo del 74 aniversario de la liberación de prisioneros del campo de exterminio de Auschwitz. En su alocución, Schäuble puso el acento en la dignidad del hombre y cómo esta se vio profanada a los millones de víctimas –judíos o no-, al tiempo que defendió la persistencia de la memoria histórica, base para no repetir los mismos errores del pasado por parte de la Humanidad.

El jefe de la cámara baja recordó a "los padres y madres de la Ley Fundamental" alemana que hace más de medio siglo "pusieron la dignidad del hombre por encima de todo" y declararon que el respeto y la protección de la misma es "obligación de todo poder estatal".

El artículo 1 de la Ley Fundamental es "una respuesta a la experiencia de que la dignidad del hombre fue violada y profanada millones de veces" por los nazis, dijo. Asimismo, agregó que la responsabilidad que le cupo a Alemania devino en el sentido de responsabilidad de no querer olvidar lo ocurrido, "para homenajear a las personas que perdieron sus vidas, para devolverles su dignidad".

Schäuble comentó que la memoria histórica no solamente es responsabilidad civil, sino que ésta es una obligación del Estado en su conjunto, asegurando que aquellos que lo cuestionan –aludiendo claramente a los gobiernos polarizantes surgidos durante el último tiempo-, “pone sus manos encima de los fundamentos de la república”.

Schäuble recordó en especial a los 1,5 millones de niños que fueron víctimas del nazismo y cuyo sufrimiento permaneció "oculto" después de la guerra, en sus propios recuerdos. El político, además, advirtió respecto a los “peligrosos modelos y estereotipos” aun presentes en la sociedad, incluso habló de un “antisemitismo con otra fachada”.

La proliferación actual en Alemania de grupos fascistoides o con ideas extremistas fue otro punto que abordó el político, comentando que "Nos avergüenza que los judíos vuelvan a barajar la idea de emigrar" al no hallar la seguridad que necesitan en Alemania. No obstante, esto es insuficiente, dijo, por lo que se requiere un esfuerzo de toda la sociedad para rechazar el antisemitismo y la discriminación, además de endurecer las leyes respectivas.

En la ocasión, participó como invitado el historiador israelí y superviviente del Holocausto Saul Friedländer, quien destacó que "el antisemitismo es sólo una de las lacras que están azotando gradualmente una nación detrás de otra". Friedländer prosiguió en su discurso, poniendo de relieve que "El racismo, la tentación de gobiernos con prácticas autoritarias y sobre todo un nacionalismo que se agudiza cada vez más están tomando la delantera de manera preocupante en todo el mundo".