Salesianos de España hacen mea culpa por omisiones en casos de abusos

abusos

Redacción Iniciativa Laicista

Colegio de la orden no denunció casos de abusos que venían desde 1989, por lo que pidió perdón y ofreció su apoyo a las víctimas.

Desde 1989 la dirección del Colegio Salesiano de Deusto (Bilbao, País Vasco) tenía conocimiento de dos denuncias por abusos sexuales al interior de sus aulas, de acuerdo a información recientemente publicada de manera oficial por la congregación, en el que, asimismo, “reitera su apoyo a las víctimas”, de dichos casos.

Haciendo un mea culpa respecto al actuar de los superiores salesianos, la congregación pidió perdón "por no haber actuado entonces con la diligencia que la gravedad de estos casos requería", al tiempo que aplaudió la concentración convocada para hoy (8 de febrero) en la plaza de San Pedro de Deusto en apoyo a las víctimas de este caso.

"No podemos siquiera imaginar la rabia que han podido sufrir durante todo este tiempo. A los hechos denunciados, y que estamos conociendo, se unen más de 30 años de condena en silencio, lo que hace más grave, si cabe, los sentimientos de amargura e incomprensión", reza parte del comunicado emitido por la Congregación Salesiana, asumiendo que el tiempo transcurrido de los hechos no ha servido sino para recrudecer el dolor de quienes vivieron los mismos.

La atención se posó sobre el Colegio Salesiano de Deusto luego que un medio de prensa español publicara información relativa a presuntos hechos de pederastia en el lugar, sindicando como autor de los presuntos delitos al sacerdote José María San Martín, quien habría abusado de varias generaciones de niños durante su estancia (de 1975 a 1990). El medio añade que el cura ha continuado trabajando con menores en campamentos y reuniones masivas de jóvenes.

En la investigación se señala que hay una veintena de, en ese entonces, jóvenes y niños que denunciaron a San Martín, al ex director Luis Rojo y otros sacerdotes, por lo que la “congregación cejará en su empeño de seguir investigando y actuar en consecuencia", haciendo hincapié en que es este un compromiso que mantendrá hasta el final.

La congregación salesiana y la dirección del recinto afirmaron que se encuentran en etapa de recabamiento de datos y antecedentes de reuniones con víctimas y personas que al momento de ocurridos los hechos eran parte del equipo administrativo o afines a la orden. "Hemos contactado con la Ertzaintza (policía autonómica del País Vasco) para colaborar en lo que se nos demande en el curso de las investigaciones que se están llevando a cabo", expresaron, al tiempo que añadieron que crearán una comisión externa de ayuda a los afectados, conformada por psicólogos y abogados que ayudarán y asesorarán a las víctimas.