UN CRECIENTE NÚMERO DE MUSULMANES FRANCESES DICEN SENTIRSE DISCRIMINADOS

ISLAMOFOBIA

Por José Miguel Corral

Así lo resaltan los resultados de una reciente encuesta realizada en el país galo, en un contexto donde la discusión sobre el velo y la islamofobia crecen. 

Los ciudadanos musulmanes consideran que sí se discrimina en Francia a las personas de ese credo. De hecho, un 42% de esa población así lo estiman, en particular las mujeres, quienes dicen haber sido discriminadas en algún momento de sus vidas por el uso del velo islámico. Ello, dicen, lo han sufrido en situaciones cotidianas, como por ejemplo un control policial, la búsqueda de empleo o de una vivienda. La encuesta que recogió estos datos –encargada por el gobierno francés-, se conoce luego de conocerse luego del recrudecimiento de la discusión sobre el hiyab, la laicidad en Francia y el concepto de islamofobia. Lo anterior, tras el ataque sufrido recientemente a una mezquita en la ciudad de Bayona en la que resultaron heridas dos personas.

Si bien es cierto, estos ataques de odio contra minorías étnicas, religiosas y culturales siguen siendo aislados, los ciudadanos tienen una percepción distinta. Según la encuesta realizada por el instituto demoscópico Ifop para Dilcrah y la Fundación Jean-Jaurès, el 42% de los musulmanes que viven en Francia han sufrido algún tipo de discriminación a lo largo de su vida debido a su religión. Asimismo, el estudio destaca que no es un hecho del pasado: el 32% de los consultados dicen haber padecido esta situación en los últimos cinco años.
Además de la discriminación policial (la más común, afirman, con un 13%), el trato “diferenciado” que más resienten los musulmanes en Francia es la búsqueda de empleo (17% de media, aunque entre las mujeres que usan velo la cifra sube a 28%) o una vivienda (14%). En este último caso, son los musulmanes que ocupan puestos más cualificados —puestos directivos o actividades intelectuales— los que más dicen sufrirlo (25%), lo que según la secretaria de Estado para la Igualdad Mujer-Hombre y la lucha contra las discriminaciones, Marlène Schiappa, supone la “constatación del fracaso de nuestro modelo de integración” y una situación que “nutre el comunitarismo” porque, “cuando las personas se sienten excluidas de la república, se sienten atraídas por los que se organizan al margen de la república”, dijo a Le Parisien.

EL VELO, MOTIVO DE LA MAYOR DISCRIMINACIÓN
El estudio recalca que son las mujeres las que se sienten más victimizadas (38%) en la sociedad francesa por su credo. Ello, debido a que son las más expuestas visualmente por su vestimenta característica La tasa se dispara especialmente entre las mujeres que portan velo: el 60% de las que “a menudo” se cubren la cabeza con algún tipo de prenda dicen haber sido víctimas de al menos una forma de discriminación en su vida, en buena parte (37%) se trata de insultos o injurias de carácter difamatorio. Pero la tasa también es alta, 44%, entre las que jamás han usado hiyab.ISLAMOFOBIA2
“Al igual que se ha observado con los judíos que portan kipá, el uso de un signo religioso visible como el velo aumenta entre los musulmanes el riesgo de discriminaciones vinculadas al islam, lo que confirma la estrecha correlación entre la exposición a una forma de rechazo y la visibilidad de su religión”, señala el estudio.
FRANCIA CONTRA LA ISLAMOFOBIA (¿?)
El estudio se publicó pocos días antes de la convocatoria a una masiva manifestación “contra la estigmatización de los musulmanes en Francia”
“Desde hace años, la dignidad de los musulmanes y musulmanas es humillada, a merced de la venganza de los grupos más racistas que ocupan el espacio político y mediático francés sin que se tome medida de la gravedad de la situación”, afirman los convocantes, medio centenar de personalidades y políticos de izquierda como el líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, el ecologista Yannick Jadot o el excandidato presidencial socialista Benoît Hamon, en una tribuna en Libération.
Sin perjuicio de lo anterior, el llamado a manifestarse no surtió el efecto esperado por algunos, particularmente en la izquierda gala, sector ampliamente dividido en torno al tema de la islamofobia. De hecho, el Partido Socialista no participó de la movilización como forma de crítica a aquellos que acusan que “las leyes laicas en vigor como liberticidas”. “El combate contra el odio contra los musulmanes debe ser el de toda la república”, aseveró este partido en un comunicado a la prensa.

 

Shamar Stephen Womens Jersey