ARTIVISMO COMO TESTIMONIO DEL ESTALLIDO SOCIAL

paloma1                                                                                                                                                                                                     Paloma Rodríguez

 

Redacción Iniciativa Laicista

Chile despertó de una pesadilla de abusos, corrupción e injusticias, y abrió los ojos  –hace ya cerca de tres meses– con indignación, crítica y protesta visceral.

Estallido social, lo denominaron los medios.  Una fuerza desatada copó las calles manifestándose de modos diversos:  por una parte, miles y miles de ciudadanos iracundos exigiendo cambios profundos del modelo político-económico que nos rige, tan profundos que pueden conducir a cambiar su símbolo: la Constitución  manufacturada en dictadura militar. Por otra parte, otros muchos centenares de marginales que a la indignación unen el resentimiento y la desesperanza y arrasan violentamente con todo a su paso, porque se sienten ajenos a un Chile que los ha abandonado e invisibilizado.

Esta protesta omnipresente, sorda y expresada fundamentalmente por el reverso, en negativo, alimentada únicamente por el rechazo a lo que nos pisotea, nos aplasta, nos desprecia, nos abandona, tiene la característica de atraer al centro lo que antes solo existía en los límites.

Ante este estallido desordenado, sin organización ni representación, sin banderas ideológicas ni líderes manifiestos, ante esta carga incendiaria lanzada al corazón del sistema, el gobierno atónito al comienzo recurrió después a viejas estrategias de control, tan viejas como el mundo:  denunciar conspiraciones de gobiernos extranjeros; criminalizar la protesta; cargar la represión hacia los que solo gritan y bailan más que hacia los que destrozan y queman; intentar enfrentar las distintas manifestaciones de la fuerza atemorizando a los “indignados civilizados” usando a los “iracundos vandálicos” (a los que deja hacer con el argumento de una “policía colapsada”).  La apuesta es arriesgada: se torna, así, un gobierno inútil a ojos de la ciudadanía, que no desactiva la bomba de relojería con las medidas que debiera sino que insiste en “parches” que pueden llevar a una situación sin posibilidad de control.

Este es también un estallido liberador. Muchos artistas nacionales han dejado sus talleres, sus galerías, sus atriles, sus mesones, sus lienzos y pinceles, y han salido a la calle a manifestarse. Han sumado su creatividad rebelde e inconformista a la lucha por la recuperación de la dignidad de los chilenos.  Paredes, muros provisorios, estatuas, se han llenado de color, consignas, motivos artísticos, convirtiendo el paisaje urbano en un verdadero museo de obras de arte.  

Pero no solo han querido ser protagonistas de la protesta, de la disidencia civil.  También la obra de los artistas puede ser registro y testimonio de los acontecimientos que han hecho estremecer a nuestra larga y angosta faja de tierra entre el nihilismo y la esperanza.  Estampas, fotografías, dibujos, viñetas, impresiones, murales, trazos, graban a fuego los pensamientos, los sentimientos, los anhelos de los chilenos en estos momentos de ira, de incertidumbre, de desengaño, de desaprobación.

Una muestra de ese registro y testimonio ha sido organizada por la directora de NÓMADA Espacio Artístico, la artista visual Paloma Rodríguez.  Desde el día 16 de enero se exhibe la exposición “Estallido Artístico: Testimonios creativos de la agitación social” , que reúne  a más de veinte participantes  ­–artistas gráficos, fotógrafos, audiovisuales, ilustradores, colectivas–  que muestran su obra y abren un espacio de reflexión sobre estos tiempos de desencanto, furia y marchas protestatarias.

Abierta a todo público, esta exposición artística es altamente recomendable para recoger visualmente un panorama global del estallido social que nos ha remecido como nación desde mediados de octubre del año pasado.

NÓMADA Espacio Artístico: Apoquindo 5792, edificio FARO, segundo piso (Metro Manquehue)

 

paloma2

                                                                                                                                                                                                                  Sebastián Araya

Shamar Stephen Womens Jersey