TRIAGE Y CONSIDERACIONES BIOÉTICAS

DR GÓMEZPor Walter Gómez Hanssen, dico cirujano. Traumatólogo ortopedista.

A propósito de la pandemia que nos aflige muchos nos hemos informado,  con una gran proliferación de datos, sobre virus, mutaciones, trozos de ARN, molécula viva o no viva, natural o diseñado en un laboratorio, paciente cero, estadísticas epidemiológicas, en fin, hemos recopilado una enorme cantidad de datos. Poco hablamos, sin embargo, de lo que ocurre realmente en el frente de atención hospitalaria . Hay conflicto con los recursos disponibles, con el estado operativo del personal de salud, con el contagio inevitable y con las decisiones sobre qué paciente atender debidamente. Temas como el Triage, entre otros , han salido a la palestra.

 Primero veamos en qué consiste el Triage. Denominación de origen francés, acuñada desde las guerras napoleónicas, que significa escrutinio, separación,  selección, pasar por el tamiz. Esto ya nos induce a pensar que aquellos que otorgan la atención sanitaria deben elegir cuidadosamente a quien atender, basados en criterios técnicos y de disponibilidad de recursos. Esta elección comprende la aplicación de diferentes conceptos sobre el Triage , de los enfermos de pandemias o desastres naturales con gran cantidad de lesionados e implica una serie de acciones que se complementan entre sí,  como son evaluación de los individuos  según gravedad, asignación de prioridades según la posibilidad de sobrevivencia, identificación y derivación a su destino inmediato y final. Así, permite la clasificación de víctimas basada en la gravedad de sus lesiones o problemas médicos, para decidir la prioridad asistencial. Se considera un método de selección, de salvar horas de vida de acuerdo a la gravedad y a los recursos disponibles.

Desde una visión solamente técnica, y en el supuesto de que contamos con todos los recursos para el tratamiento de los enfermos más graves, el problema no es difícil de resolver. Pero se hace muy complejo cuando hay escasez de recursos, como ha quedado en evidencia que así ocurre en nuestros centros hospitalarios . ¿Qué elementos, entonces , entran en consideración en la elección?WALTER GÓMEZ

En un hospital de  derivación de patologías de alta complejidad, como ocurre ahora con la actual pandemia en el mundo,  ¿a quién deben los médicos otorgarle la cama intensiva,  si hay varios contagiados en la misma situación de gravedad e insuficiencia respiratoria?  ¿A quién se le coloca el respirador mecánico si solo hay uno disponible? ¿Que médico atiende a los pacientes graves,  si solo se cuenta con reemplazantes porque los titulares están contagiados?  Y … ¿estarán estos capacitados para intubar y tratar con ventiladores a los pacientes? Agreguemos el agotamiento psíquico y físico del personal sanitario de primera línea.

En un desastre masivo como este pueden surgir, además, elecciones utilitaristas que promuevan el cuidado de la economía antes que el cuidado de la vida . Ya lo hemos visto en Suecia , Reino Unido, Estados Unidos y otros países ricos, que con disposiciones como la cuarentena por sectores, la no cuarentena y el concepto de inmunidad de manada, más la asombrosa falta de recursos tratándose de países del Primer Mundo, sus medidas funcionan al parecer solamente con población  sana. Para terminar, no puedo dejar de mencionar al filósofo alemán Jürgen Habermas, quien en una entrevista ha dicho que “la  actual crisis del coronavirus nos ha situado ante graves desafíos éticos , como el Triage  desbordado en  los hospitales,   con el peligro de responder a ellos con decisiones contrarias a la dignidad humana. La ética exige que, ante estas circunstancias trágicas y masivas, el médico y el equipo de salud tomen las decisiones exclusivamente al tenor de indicios clínicos que permitan pensar que el tratamiento en cuestión tiene gran probabilidad de éxito”.

Shamar Stephen Womens Jersey