Columna de Opinión

Trump y la guerra antiterrorista

Sylvie R. Moulin

Falta muy poco para que Donald Trump entre a la Casa Blanca, y a medida que se acerca la fecha, aumenta la preocupación generada por su actitud casual y sus conclusiones apresuradas frente a eventos capaces de perturbar la estabilidad mundial.

Por supuesto, no hay ley que prohíba a los presidentes electos, aunque no hayan oficialmente asumido sus funciones, mandar mensajes por redes de microblogging. Sin embargo, se supone que dichos mandatarios tienen la sensatez de templar sus intercambios, o si son incapaces de hacerlo, que algún consejero tome la decisión de filtrar sus publicaciones y revisar la formulación adoptada.

En los últimos días, la prensa europea de todas tendencias ha sido marcada por la asociación que hizo Trump entre atentados y conflictos religiosos, algo poco diplomático, por decirlo así, cuando la mayoría de los dirigentes occidentales tratan de mantener un discurso más cuerdo y no echar leña al fuego.

Cuando todavía quedaban muchos incognitos sobre la matanza de la semana pasada en Berlín, antes de que se liberara a un sospechoso pakistaní y que el grupo Estado Islámico reivindicara el atentado, Trump “twitteaba” alegremente sobre lo que considera como una guerra de religión a nivel mundial.

Leer más...

Columna de Opinión

Sobre la "liturgia del perdón" 

Gonzalo Herrera

 

La “liturgia del perdón” de Punta Peuco, en la que diez militares condenados por atroces violaciones a los derechos humanos habrían hecho saber su arrepentimiento, dista mucho de ser un acto espontáneo y destinado a reparar el daño infligido. A la vista de todo el país, ha dejado más bien la sensación de un show mediático, perfectamente diseñado en el ritmo con que se fue dando a conocer, en la expectación generada a través de los medios de comunicación respecto a sus alcances y, no en menor medida, en el carácter de los actores involucrados.

Cuando una solicitud de perdón no nace espontáneamente de sentimientos de arrepentimiento (e incluso de vergüenza por la autodegradación que ocasiona haber cometido actos crueles y aberrantes), deja de tener una de las cualidades esenciales de la búsqueda de perdón: la sinceridad del ofensor, que no espera beneficios adicionales a la obtención de indulgencia de parte del ofendido y a la reconciliación consigo mismo. Además de espontánea, la solicitud de perdón debiera ser oportuna —que ya no fue—  y ofrecer un mínimo de reparación a las víctimas, en este caso a sus deudos, como sería la entrega de antecedentes fidedignos respecto a cómo se perpetraron aquellos crímenes de tortura, muerte y desaparición forzada, de los lugares donde fueron depositados los restos y de los oficiales que estaban al mando de aquellas acciones de exterminio.

Leer más...

Columna de Opinión

Irrupción en política contingente de Obispo-General de Ejército

Carlos Leiva Villagrán

¿Sabía Ud. que el presidente de la Conferencia Episcopal de Chile es un General de Brigada del Ejército de Chile?

Efectivamente, como ya fue reportado por Iniciativa Laicista el pasado 16 de noviembre, el  general de brigada Santiago Silva Retamales, en su calidad de obispo castrense, ha asumido recientemente  la presidencia de la Conferencia Episcopal, entidad que agrupa a todos los obispos del país y que es la cara visible de su Asamblea Plenaria.  

Ciertamente, la mera existencia de una dignidad eclesiástica al interior de una institución del Estado, como es el Ejército de Chile, con un cargo formal y, aún más, del más alto nivel en su organización, constituye una aberración al interior de una república. Es una situación demostrativa más de la ilusoria separación de la Iglesia del Estado, que muchos señalan que se habría concretado con la Constitución Política de  1925, pero que los hechos desmienten a diario.

La presencia institucional católica en el Ejército se oficializó en 1910 y no ha sido menguada por  los cambios constitucionales de la república, tal que, por el contrario,  en 1986 su categoría fue elevada de Vicaría a Obispado.   Esto, en el contexto del acuerdo especial que rige las relaciones entre el Estado Vaticano y el Estado de Chile, y que otorga al Papa la facultad de nombrar al obispo castrense y que obliga al ejército chileno a otorgarle el grado de General de Brigada.

Leer más...

Columna de Opinión

La laicidad y lo público en Perú

Gonzalo Gamio Gehri

 

 

Nuevamente los alumnos de la UNMSM han formulado en una carta que se tome en serio el principio de imparcialidad en materia religiosa en una universidad pública como lo es la Decana del Perú. 

 

Un grupo de estudiantes solicita – a través de una carta firmada por V. Román Marroquín – que no se usen las instalaciones de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas para presentar símbolos religiosos, en la medida en que el Estado democrático – liberal debe guardar un régimen de estricta neutralidad en cuanto a la fe o la ausencia de fe de los ciudadanos. Y ello – se señala – en condiciones de riguroso respeto al lugar de la espiritualidad en la identidad de las personas que han escogido asumir un credo religioso.

Leer más...