El riesgo de la Erdoganización en España

Antonio Gómez Movellán

Laicismo.org

La transición política española y la Constitución dejó muy mal resueltas algunas cuestiones que siempre han sido conflictivas en la reciente historia de España; una de ellas fue la cuestión de la libertad de conciencia y las relaciones con la iglesia católica, otra fue la cuestión territorial y otra la forma de Estado y en todas estas cuestiones se impuso una solución vinculada la historia no progresista de España.

En efecto, en el ámbito de la libertad de conciencia se proclamó un Estado no confesional pero inmediatamente se ordenaba unas relaciones especiales con la Iglesia católica y ello junto los Acuerdos con la Santa Sede de 1979 han configurado un sistema que, como definió Gonzalo Puente Ojea, se trata de un criptoconfesionalismo católico.

En la forma de Estado se impuso la Monarquía borbónica, saltándose incluso las reglas dinásticas, y se hizo de forma autoritaria; en palabras del catedrático de derecho constitucional Perez Royo, la Monarquía es el tapón del régimen del 78. En el asunto nacional, para no reconocer el carácter de Estado de naciones, se diluyó en una fórmula de café para todos negando, por tanto, cualquier idea federal, confederal o de otro tipo.

Leer más...

El cerco al Estado laico

Mirko Lauer

LaRepublica.pe (06/11/17)

Estamos presenciando un verdadero asalto de la religión a la política. Casi no existe credo sin ubicación en el esquema partidario. Jerarcas eclesiásticos actúan como figuras del poder político, abierta o embozadamente. Grupos de presión religiosa buscan ampliar su influencia en la educación pública y en los nombramientos para los altos cargos del Estado.

Pero también podría hablarse de un asalto de parte de la política a la religión. En estos 10 años un fujimorismo cargado de votos pero sin una ideología propiamente dicha se ha volcado cada vez más hacia el fundamentalismo religioso para fortalecer su rangalida canasta de ideas. Las iglesias más conservadoras han recibido a los nuevos socios con entusiasmo, y se han puesto a trabajar.

En la medida en que el sentimiento religioso de una mayoría de la población es real, el paso hacia su conversión hacia alguna de las diversas formas de intolerancia es corto. Para ello solo se requiere avanzar en el paulatino desplazamiento de aquellas islas de pensamiento laico, racional o científico que subsisten en la sociedad. Parte de la derecha está apoyando todo esto.

Leer más...

500 años de la Reforma Protestante

Sebastián Jans

Hace 500 años, la tradición dice que Lutero clavó sus 95 tesis en las puertas de la iglesia de Wittenberg, el 31 de octubre de 1517, en las que condenaba la avaricia y el paganismo de las jerarquías de la Iglesia Católica, a partir de la venta de la indulgencias. Impresas sus tesis con aquel nuevo portento tecnológico que era la imprenta, rápidamente se divulgaron estas por Alemania, entre los pocos que sabían leer. En dos semanas ya había llegado el texto impreso a todos los conventos y monasterios, y a la nobleza de ese país, y en dos meses a distintos lugares de Europa.

La imprenta se convertía así en un vehículo que permitía por primera vez la difusión de manera tan acelerada de un texto, que además contenía una idea divergente. Así, la tecnología y la discrepancia teológica de Lutero, convergieron para desatar uno de los procesos históricos más determinantes en la liberación de las conciencias del mundo occidental.

Ciertamente, Martín Lutero puede ser objeto hoy de distintas visiones críticas, sobre su personalidad y su pensamiento. Sin embargo, el efecto que tendrá su discrepancia con las prácticas religiosas sostenidas por el papismo, desencadenará procesos que cambiaron radicalmente no solo la percepción sobre el hecho religioso, sino sobre la libertad y la política.

Leer más...

Ser o no ser el Canal de todos los chilenos

Rodrigo Reyes Samgermani

Pareciera no haber voluntad en la clase política respecto a la necesidad de fortalecer nuestra televisión pública, aún más, quizás algunos ni siquiera creen que la existencia de una señal estatal fuera necesaria, sea útil a esta altura de la historia del país.

Quizás la falta de consenso al respecto provenga de la mismas autoridades de TVN que en los últimos años han tomado decisiones alejadas del espíritu fundacional de la televisora  pública, cual es integrar al país y sus regiones en una plaza electrónica inclusiva que reúna la identidad de nuestro ideario republicano y destino nacional, que refleje los valores propios y la diversidad en forma entretenida y sobre todo creativa e innovadora.

Tampoco hemos sabido sopesar que desde 1990 a la fecha, el mundo ha cambiado lo suficiente como para comprender que los propios medios tengan que adaptarse a nuevas realidades tecnológicas, la evolución de la industria mediática y de las preferencias de las audiencias. Los grandes monstruos televisivos de antes ya no serían necesarios, la torta publicitaria de la televisión se ha achicado, se han distribuido más equitativamente las audiencias, las ofertas programáticas han tendido a igualarse y los canales han repetido una y otra vez fórmulas aparentemente exitosas que a la larga han terminado aburriendo a las audiencias.

Leer más...