columna de opinion

La filosofía de eliminar filosofía del currículo escolar

DSC 0313 2

Por Gonzalo Herrera

En una saludable acción de civilidad y defensa del derecho a una cultura pública reflexiva, un grupo de estudiantes, universitarios y secundarios, así como profesores, irrumpieron en una de las tantas actividades de las agotadoras y, en los medios, excluyentes jornadas del Festival de Viña, para manifestar su rechazo a la intención del Ministerio de Educación de eliminar del currículo de tercero y cuarto medio la asignatura de Filosofía. Les pareció oportuno entonces invitar a la opinión pública a hacer un breve ejercicio, a que cada joven pensara por si mismo sobre la lógica que se esconde tras esta decisión, que es precisamente el fin último de la enseñanza de la filosofía, reflexionar sobre lo que ocurre alrededor de uno y sistematizar las ideas en pos de un cambio cuando se considere necesario.

Leer más...

SAPERE AUDE2

LA LUCHA DE LA RAZÓN (O EL LEGADO DE DIDEROT)

Dos nociones contrapuestas pugnan al intentar entender los grandes acontecimientos históricos.  Se piensa, a veces, que es la historia la que hace a los hombres, que la historia toma este individuo o el de más allá de acuerdo a sus necesidades y que, ya no necesitándolos porque cambian las circunstancias, los va desechando tal como un cirujano coge y deja instrumentos a medida que va operando.  Podría ejemplificarse esta noción con la Revolución Francesa, en que  –como reza una frase recurrente–  iba “devorando a sus hijos” a medida que ya no le servían.

Leer más...

SAPERE AUDE2

TAMBORES DE GUERRA

Los medios han informado del Reloj del Apocalipsis.  No es un mal nombre para una maquinaria que maneja un grupo de científicos atómicos en Norteamérica, adelantando o atrasando la manecilla de los minutos respecto de aquella  que señala la hora, la que está fija a las 12:00.  Ahora la ajustaron acercándola:  estamos a dos minutos del Juicio Final.

Leer más...

columna de opinion

Decepcionante anuncio de primer gabinete

Gonzalo Columnas

Por Gonzalo Herrera

Hoy la élite que disfruta de amplias ventajas en la distribución de la riqueza de nuestro país tiene sólidas razones para celebrar. Ante la expectativa del mundo político y de los medios de comunicación, el presidente electo Sebastián Piñera dio a conocer su primer gabinete, compuesto absolutamente por incondicionales suyos, que, al menos en las palabras, parecen ubicarse más a la derecha que el propio mandatario. De esta manera se puso una lápida a la posibilidad de que la frase postriunfo  en el balotaje del “compromiso por la unidad de todos los chilenos”, pudiese significar tomar en consideración sensibilidades más allá del corto horizonte del empresariado más rico y codicioso del país. La conformación que finalmente se dio a conocer ratifica un enfoque conservador en lo político y en lo moral, que procurará repetir la lógica del primer mandato de Piñera, probablemente con un discurso más político.

Leer más...