opinion banner

Senado de Chile vota a favor del Proyecto de aborto en tres causales

carmenmardonesLa Gran Logia Femenina de Chile estima muy importante el momento histórico que vive el país. En especial las masonas chilenas, valoramos ampliamente la votación del Senado, cuyo resultado es un paso más para alcanzar una mejora sustancial en los Derechos Sexuales y Reproductivos, protegiendo la libertad y autonomía de cada mujer para decidir sobre su vida. De esta manera, reiteramos nuestra Declaración, emitida en mayo de 2015, siendo éste, un hito  más al progreso en aspectos de la violencia simbólica que se ejerce en Chile hacia las niñas, adolescentes y mujeres.

La Ley de aborto por tres causales permitiría que en el país se pueda interrumpir un embarazo cuando exista: riesgo para la vida de la madre, inviabilidad fetal y violación. Para la masonería femenina esta ley es parte del pensamiento laicista que la Orden posee en sus principios y fundamentos.

Esperamos que continúe esta aprobación en la Cámara de Diputados y se pueda concretar el avance en el derecho a decidir en libertad para todas las mujeres en Chile, sin distinción de edad, origen o situación económica.                                                                 

Carmen Mardones Hauser

SGM

Gran Logia Femenina de Chile

 

Objeción de Conciencia, Instituciones Religiosas y Fondos Públicos

Juan Hauva Gröne

Dr. Juan José Hauva Gröne

El próximo martes 18 de julio culminará la tramitación del proyecto ley que despenaliza el aborto en tres causales (inviabilidad fetal, riesgo de vida de la madre y violación) hasta el total despacho.

En el intertanto, continua en el tapete el problema de la “objeción de conciencia”, es decir, la libertad de negarse a realizar procedimientos que no sean aprobados por una moral personal o creencias religiosas.

En este proyecto de ley, la capacidad de negarse se otorga a quien realiza el procedimiento, el médico. Algunas instituciones gremiales como el Colegio Médico requirieron que fuera ampliado al resto del equipo de salud, situación que ya fue modificada incluyendo al personal no médico que participaría en el pabellón.

Leer más...

opinion banner

 14 de julio, punto de partida de la laicidad

Gonzalo Herrera

P1070974

En el capítulo 24 de El Capital, Carlos Marx expone que “La violencia es la partera de toda sociedad vieja preñada de una nueva”. Allí recogía la experiencia de muchos siglos del proceso de desarrollo de la sociedad humana, verificando el papel revolucionario que ha ejercido la violencia, a través de la cual los movimientos sociales generaron sucesivos y radicales cambios, en las relaciones políticas, en el ordenamiento jurídico-constitucional y en la esfera económica. Resulta paradójico entonces que, un hecho reconocido como la primera revolución de masas de la historia, pleno de violencia, sangre y terror, abriera paso en los siglos siguientes a consideraciones inéditas sobre la dignidad del hombre, que han permitido progresivamente reducir la lógica de la violencia para dirimir los conflictos.

La Revolución Francesa al proclamar en 1789 la Déclaration des droits de l’Homme et du Citoyen, y reconocer la libertad de pensamiento y las libertades individuales en el ámbito de las creencias, inicia el discurso moderno de los derechos humanos. Lo que ahora podríamos considerar una tímida formulación —“Nadie debe ser molestado por sus opiniones, inclusive si son religiosas, siempre y cuando su manifestación no perturbe el orden público establecido por la Ley. Art. 10—, constituyó en su momento un giro radical respecto a la intolerante imposición de lo religioso en la vida de los individuos durante el Antiguo Régimen francés, poniendo los cimientos del principio de libertad de conciencia.

Leer más...

opinion banner

Encaucemos la rabia

Hernán Lillo Nilo

lillo

Terminadas las primarias del 2 de julio pasado, un respiro de alivio pareció sentirse en los conglomerados políticos que lograron competir en esta elección. La participación electoral alcanzó cifras muy superiores a las que se preveían horas antes, no sólo por la coincidencia con la final de Chile con Alemania en la Copa Confederaciones, sino por la ausencia del pacto de la Nueva Mayoría y, más aún, por el poco entusiasmo que estos comicios parecían despertar en la ciudadanía. Sin embargo, más allá de que no se produjera un cataclismo en el número de votantes, el número de estos, algo más de 1.800.000, representa apenas un 13% del total del padrón electoral, en comparación a los más de tres millones de personas que, en total, participaron en la Primarias Presidenciales de la Nueva Mayoría y de la Alianza en el 2013.

Nada ganamos entonces con un complacencia vacía. El encono hacia los políticos flota en el ambiente como el smog. A veces su densidad se reduce, cuando se mezcla con su pariente lejano, la apatía política. Pero no tarda en asomar, bajo cualquier pretexto, en las calles, en la locomoción colectiva, en los estadios, en las colas interminables.

Leer más...