columna de opinion

Intervención fuerte de la policía en las protestas estudiantiles en Paris

147988181

Por Sylvie Moulin

A pocas semanas del cincuentenario de los movimientos estudiantiles que inmortalizaron el mes de mayo del año 68, y cuando todas las miradas se voltean hacia las tragedias del medio oriente, la Sorbona sirve nuevamente de tela de fondo a enfrentamientos entre los estudiantes enojados y las fuerzas del orden. A base de esto, un descontento agudo frente a la reforma de acceso a la universidad que desembocó en negociaciones infructuosas con la rectoría. La evacuación del lugar por los CRS (Policía de Seguridad francesa), aunque calificada de “tranquila” por los mismos autores, fue considerada como “violenta” por todos los medios de comunicación, y como consecuencia la universidad permaneció cerrada el viernes y el sábado “por razones de seguridad”.

La reforma del acceso a la universidad que está ocasionando estas turbulencias se apoya en una nueva selección de los bachilleres para acceder al primer año de enseñanza superior, selección que, entre otras restricciones, deja afuera a los titulares de bachillerato profesional y/o tecnológico. Curiosamente, se observa una participación casi nula de los estudiantes de ultimo año de secundaria, quienes deberían ser los primeros interesados, cuando no habían vacilado en bajar a la calle en 1986 para protestar contra un proyecto de selección similar. Quizás están más apáticos ahora porque se canceló en diciembre pasado el sorteo de acceso a ciertas disciplinas, quizás porque el bachillerato se acerca a gran velocidad y no se pueden permitir de saltarse las clases, pero más que nada porque no evalúan bien las consecuencias de la reforma y que demuestran una falta de movilización política en general.

Las agitaciones se ubican por el momento no solamente en Paris IV-Sorbonne (evacuada el jueves) y en Paris I–Tolbiac (donde la policía se quedó fuera de las rejas), sino también en las ciudades de Lyon, Grenoble, Montpellier, Toulouse, Bordeaux y Nantes, donde las universidades han sido teatro de protestas y ocupaciones desde el principio del mes.