columna de opinion

Laicismo y laicos

Rodrigo Reyes Sangermani

Por Rodrigo Reyes

Estimados amigos todos,
 
En estos últimos meses muchos católicos han planteado con vivo entusiasmo la importancia que, tras los numerosos casos de abuso sexual por parte del clero, deben tener los laicos en este proceso de refundación de la Iglesia. Al respecto me parece oportuno precisar que la palabra “laico”, en rigor no sólo sirve para referirse a aquél que no tiene órdenes clericales, sino fundamentalmente -como plantea la Real Academia de la Lengua- para definir a aquellas personas independientes de cualquier organización o confesión religiosa. De ahí proviene el concepto por ejemplo, de “estado laico”, de “enseñanza laica” o de “laicismo”, que apelando a la tolerancia de creencias divinas y religiones, las saca del quehacer cívico de un pueblo y abre las puertas a una convivencia desprovista de dogmas religiosos de cualquier tipo en la esfera pública. De hecho, el origen etimológico de la palabra es precisamente lo que es “del pueblo”, en contra de lo que podría ser “de Dios”. Me gustaría ver en los laicos de la Iglesia el mismo compromiso de “laicidad” que se exige para la Iglesia, para la sociedad toda.
 
Buena caza
>>>