columna de opinion

NEGOCIO INMOBILIARIO: STADT FÜR ALLE (CIUDAD PARA TODOS)

C. Olate2

Por Claudio Olate

¿Alguien ha notado el incremento de los precios inmobiliarios? Y del mismo modo ¿Alguien ha notado el incremento en los precios de los restaurantes?...

Desde hace unos 36 meses que me preocupa el crecimiento en los valores inmobiliarios de nuestra ciudad de Santiago. Por lo mismo, consulté la razón con varios amigos y me quedo con la respuesta de un muy respetable arquitecto especialista en planos reguladores: “Las tasas de interés para créditos inmobiliarios están muy bajas y, como el arraigo de nosotros los chilenos es a la casa propia, nos parece del todo interesante el hacernos de una propiedad aumentando la demanda por estos bienes. Al contrario la oferta no tiene la misma velocidad de crecimiento lo que obliga al aumento de los precios”. O sea: lo que antes le pagabas al banco hoy en día se lo pagas al anterior dueño inmobiliario. Si los precios de los inmuebles crecen, también crecen los valores de los arriendos y no olvidemos que nuestro querido Santiago se mantiene en el segundo lugar de las ciudades más caras de América Latina después de Montevideo, según el ranking elaborado por Mercer (una empresa consultora del Grupo Marsh&McLennan que mide rankings de costo de vida y estudios de tendencia mundial de talentos entre otros). Por ello, el negocio de los “activos alternativos de inversión” está haciendo nata en nuestra ciudad capital. El negocio también se le denomina AuM (Asset under Management) y corresponde a comprar edificios completos, arrendarlos y administrarlos completamente incluyendo la mantención y gastos comunes (la tuya y dos más). Las comunas con mayor presencia de este negocio son: Santiago Centro, Independencia y Estación Central motivado por la cercanía con los lugares de trabajo. Siguen en la lista La Florida en el núcleo paradero 14, Macul, Ñuñoa y sector oriente de San Joaquín.

Al otro lado del planeta, específicamente en la ciudad de Berlín, en Alemania, influenciada por movimientos sociales que se reunieron bajo el concepto “Stadt Für Alle” (Ciudad para Todos) se aprobó recientemente una ley que congela el valor de los arriendos por los próximos cinco años ya que solo el año pasado crecieron un 31%. ¿Sabe usted cuanto creció el valor promedio de los arriendos en Santiago? La encuesta CASEN demuestra que entre los años 2011 y 2018 han crecido un 50%.

El negocio inmobiliario comercial también ha destacado en crecimiento de valores y, si no me cree, pregúntele tanto a la comunidad palestina que se arraigó en el barrio Patronato o a la comunidad china quienes poco a poco están copando el barrio Meiggs y sus alrededores. Pero llega un momento en que se torna insostenible y le expondré un ejemplo: un analista explicaba en un matutino financiero que una farmacia ubicada en la calle Ahumada del Centro de Santiago necesitaba la venta de hasta 20 días para hacer frente al valor del arriendo, del mismo modo la famosa pizzería Tiramisú que está ubicada en pleno barrio El Golf intentó ampliarse al local contiguo que estaba arrendado previamente por una farmacia, pero quien finalmente se quedó con el local fue una farmacia de la competencia. ¿Cuántas pizzas debería vender ese restaurante para hacer frente al valor del arriendo?... O mejor dicho: ¿cuántos medicamentos debe vender esa farmacia adjudicataria?

El tema es que –con el gentil auspicio del negocio inmobiliario– hoy en día también el precio de los platos de comida en restaurantes, remedios en farmacias, alimentos en supermercados y ropa en grandes cadenas de cualquier lugar en Santiago también ha crecido de manera exponencial. Pero…. ¡aún hay patria, ciudadanos! Aparecieron los delivery y las cocinas ciegas…. Ya no es necesario ir a un restaurante para disfrutar de sus exquisitos platos, pues existen empresas que se lo llevan directamente a su comedor. Del mismo modo, el negocio de las cocinas ciegas también contribuye a la baja en los platos preparados y consiste en que se implementan en puntos estratégicos (logísticamente hablando) cocinas que no atienden público, prescindiendo de mesas, sillas, garzones y estacionamientos… En definitiva, no pagan por la ubicación y utilizan a los delivery para llegar a un precio muy competitivo a sus casas.

Así expuesto, tengo la esperanza de que el teletrabajo o trabajo a distancia pueda provocar cambios sustanciales en el valor de los arriendos de inmuebles en nuestra ciudad… Saque usted la cuenta porqué yo llego a esta conclusión… STADT FÜR ALLE!!!

Shamar Stephen Womens Jersey